17 de septiembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



En el campamento de los bárbaros, las hordas neoliberales y los gobernadores de algunas arruinadas provincias del sur celebran la victoria sobre Tsipras en las Termópilas. Danzan en torno a la hoguera, entonan cánticos guerreros, hacen ofrendas al dios Euro, sacrifican vírgenes, cuentan monedas y ansían la hora de saquear definitivamente Grecia. ¿Pero ha sido vencido Tsipras?

Opino que no. Querían pasear su cabeza clavada en una pica por los caminos de Europa, para escarmiento de rebeldes, y parece que, aunque con muchas pérdidas, se retira ordenadamente a sus cuartes de invierno, donde convocará elecciones y saldrá reforzado de ellas. Y resistirá estoicamente hasta la llagada de refuerzos, que llegarán. Hoy hasta el Papa se ha alineado con su causa.

Quien ha salido herida de muerte de esta batalla ha sido la Troika. En el fragor del combate, Tsipras le ha quitado la máscara. Todos hemos visto el verdadero rostro, los afilados colmillos de quienes llevan años depredando a la sombra de las democracias europeas, enriqueciéndose a costa de los pueblos, intentando tiranizarlos y oprimirlos bajo la apariencia de demócratas de pro, de garantes incuestionables de derechos y libertades.

Tsipras sigue siendo el que era: un rebelde con causa, pero la Troika no, ha demostrado que por encima de los pueblos, las banderas y la grandilocuencia de las palabras, están los intereses de la dictadura financiera para la que trabaja. Todo era mentira. Millones de europeos desconfían ahora de los bárbaros y los observan con lupa. Y lo que es peor: el debate de los números y las cifras macroecómicas ha sido suplantado en amplias capas de la ciudadanía por el debate de las ideas, de los principios morales que deben conducir la política, la economía y la sociedad de los pueblos. Se están desempolvando conceptos, opiniones, juicios…

Tsipras ha pulverizado su principal arma: la del camuflaje, y sin ella solo son lo que son, tiranos. Más tarde o más temprano los pueblos de Europa, uno tras otro o varios a la vez, reivindicarán la democracia y la reconquistarán. Solo es cuestión de tiempo. Gracias a Tsipras y a esa batalla de las Termópilas de dudoso resultado, los bárbaros ya solo engañan a quien se deja engañar. No tienen nada que celebrar, y mucho menos sus ridículos palmeros arrellanados en las poltronas del saqueado sur. El debate ideológico está en marcha, es imparable y más temprano que tarde la democracia reconquistará Europa. ¿Quién ha perdido más en las Termópilas, Tsipras y su escuálida tropa de griegos o los bárbaros neoliberales de la Troika acaudillados por Alemania?

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.
Avatar

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

    Una Réplica

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies