13 de noviembre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Relator:

  1. adj. Que relata
    Relatar:
  2. tr. Referir (‖ dar a conocer un hecho).
    Referir:
  3. tr. Dar a conocer, de palabra o por escrito, un hecho verdadero o ficticio.

Los deberes están hechos. El argumentario, asumido y difundido. La figura del relator continúa entre las filas del PSOE. Tantos malabares lingüísticos y juegos de palabras tenían que rentabilizarse. Solo un poco más. Se lo han comido.

CAPÍTULO 137: OPEN ARMS
Dieciocho días o 432 horas pasaron para que la Sra. ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, considerara que «estamos ya en una situación de emergencia y dramatismo [sic] humano» y el Gobierno propusiera enviar un barco para «acompañar» a los bien comidos que se hacinaban en el Open Arms hasta el puerto de Palma. El Gobierno no cede ante Salvini. Por lo visto, no los iba a llevar ni a Ibiza ni a Formentera. De los más de 900 000 € de posible multa a Proactiva Open Arms por salvar seres humanos, ya… tal. Según la ministra, no es el momento de «entrar en debate con la ONG, el protagonismo no lo tiene que tener la ONG». Hoy, no; ayer, sí; mañana, ¿quién sabe?

El 19 de agosto la Sra. vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, aseguraba que Open Arms podría haber desembarcado en Malta, pero que no quiso hacerlo. Mentira. España había ofrecido todas las soluciones a su alcance. ¿Qué más podía hacer España?, se preguntaba. ¡Jopelines!, lo hemos intentado todo. Mentira. El 21 de agosto la Sra. vicepresidenta vuelve a amenazar con sanciones económicas a la ONG que acaba de salvar cientos de vidas, entre ellas, las de niños y mujeres embarazadas. ¿Cómo justificar algo tan perverso? Fácil. Con el famoso y mundialmente conocido Estado de Derecho:

Carmen Calvo en fotografía de El Periódico

Nuestro país es un estado de derecho y las instituciones, poderes públicos y ciudadanos estamos sometidos todos a las leyes, nadie está a salvo de esto, incluido un barco […]. Tiene una autorización para ayuda humanitaria y esas son las condiciones en las que puede salir y puede operar; se lo recordó el ministro [de Fomento, José Luis Ábalos] y en nuestro país todos sabemos lo que se puede hacer y lo que no.

Sediciosos.

Por supuesto, Sra. vicepresidenta del Gobierno. Con su permiso, auxiliar al que está en peligro de muerte y cumplir con la legislación internacional de la que España es Parte.

Info constitucionalista: España es un Estado social y democrático de Derecho. Se le han pasado dos adjetivos. Qué despiste.
Diecisiete días o 408 horas llevaba, según la Sra. ministra, el Gobierno de España haciendo gestiones con la UE, discretamente, para el reparto de los migrantes en diversos países.

Desconfiados. Era discreción, no, inacción. En estos 17 días, «el Gobierno ha actuado políticamente, en los que [ha] ofrecido todo tipo de opciones», entre ellas, Algeciras, «porque era donde mejor adecuado se estaba» (sic). El 2 de agosto, el día siguiente al primer rescate de migrantes, el president de la Generalitat de Catalunya, Quim Torra, ofrece los puertos catalanes. Un día después, la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, hace lo propio con los valencianos. Kichi, Joan Ribó o Ada Colau ofrecen sus ciudades y puertos. Lehendakari, Iñigo Urkullu, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, o la presidenta de les Illes Balears, Francina Armengol, muestran su disposición para desembarcar y acoger corresponsablemente a los rescatados. Ofrecen e interpelan al único Ejecutivo que tiene competencias en este ámbito. Vaya, vaya, vaya. Al final, los números dan.

Sin embargo, no es hasta el 18 de agosto, ante el ya dramatismo humano, que el Sr. presidente del Gobierno de España en funciones, Pedro Sánchez, ofrece el puerto de Algeciras al más puro Trump’s Style. El puerto mediterráneo español más lejano. Incomprensible elección desde un punto de vista apartidista. A no ser que el ministro de Asuntos Exteriores, Mr Proper Borrell, estuviera de veraneo por allí y le hiciera a bien pegar una fumigadita al Open Arms, tras el desembarco, claro. Nunca lo sabremos. Atrás quedaron los días de vino y rosas en Valencia. «Lo que sí que tiene que quedar claro en esta historia» es que el Gobierno ha «querido poner de relieve que los problemas migratorios afectan a toda la comunidad internacional porque detrás de la inmigración hay guerras, hay desigualdad, hay hambre». Gracias por la info, ministra.

Es «inaceptable» que, a 800 metros de la costa de Lampedusa, Salvini no permita el desembarco de los migrantes, prosigue. Pues sí, lo es. Menos mal que el Estado español tiene un «compromiso en las misiones de paz […] para que no haya tantos refugiados» porque «este es el mundo, este es el mundo que tenemos». Pues sí, hasta donde sabemos, lo es. Somos los responsables. Ustedes un poco más. Gracias de nuevo, ministra, por la info.

Fotografía de la cuenta de Facebook de Open Arms.

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos, sin distinción de ninguna clase, y deben comportarse fraternalmente los unos con los otros (DUDH, art. 1 y 2). Esto incluye el derecho a la vida, a no ser sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes, a buscar asilo en cualquier país y a disfrutar de él o a la protección contra toda discriminación que infrinja la Declaración Universal de Derechos Humanos. ¿Abstracto?

La Observación General Nº 27 (1999) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (ICCPR) establece el derecho a libertad de salir de cualquier país sin depender de ningún fin o plazo concreto (párr. 2). La Observación General Nº 35 (ICCPR, 2014), respecto a la libertad y seguridad personales, define la primera como la ausencia de confinamiento físico y, la segunda como protección contra lesiones físicas o psicológicas (párr. 3). ¿Los bien comidos estaban de crucero? De Quinto, ayuda.

La Observación General Nº 36 (ICCPR, 2018) aclara:
The obligation of States parties to respect and ensure the right to life extends to reasonably foreseeable threats and life-threatening situations that can result in loss of life. States parties may be in violation of article 6 even if such threats and situations do not result in loss of life. (párr. 7 [7]).

Y, por si acaso:
States parties are also required to respect and protect the lives of all individuals located on marine vessels or aircrafts registered by them or flying their flag, and of those individuals who find themselves in a situation of distress at sea, in accordance with their international obligations on rescue at sea. (párr. 63 [263])

Sí, Sr. presidente, tienen la obligación de proteger a todas las personas que se hallen en embarcaciones con pabellón español y a todas aquellas que se encuentran en una situación de peligro en el mar, de conformidad con sus obligaciones internacionales.

Peligro (‘distress’) se define, en el Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimo (1979) (Convenio SAR), como «situación en la cual existe la convicción justificada de que un buque o una persona están amenazados por un peligro grave o inminente y necesitan auxilio inmediato» (párr. 1.11). «Las Partes garantizarán que se preste auxilio a cualesquiera personas que se hallen en peligro en el mar. Harán esto sean cuales fueren la nacionalidad o la condición jurídica de dichas personas o las circunstancias en que éstas se encuentren» (párr. 2.1.10). La Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (1984) (UNCLOS) también explicita este deber de prestar auxilio «a toda persona que se encuentre en peligro de desaparecer en el mar» y la obligación del Estado Parte a exigir que los capitanes de los buques que enarbolen su pabellón lo hagan (art. 98). Con la venia de la Sra. vicepresidenta o sin esta.

El Convenio SAR divide el Mediterráneo en regiones de búsqueda y salvamento (SRR) y obliga a las Partes responsables de cada zona a ocuparse del rescate y de proporcionar un lugar seguro (párr. 3.1.9):
Las Partes se coordinarán y colaborarán entre sí para garantizar que los capitanes de buques que presten auxilio embarcando a personas en peligro en el mar sean liberados de sus obligaciones con una desviación mínima del buque de su viaje proyectado, siempre que la liberación no ocasione nuevos peligros para la vida humana en el mar. La Parte responsable de la región de búsqueda y salvamento en la que se preste dicho auxilio asumirá la responsabilidad primordial de que tales coordinación y colaboración se produzcan de modo que los supervivientes auxiliados sean desembarcados del buque que les prestó auxilio y entregados en un lugar seguro […]. Las Partes tomarán las medidas pertinentes para que ese desembarco tenga lugar tan pronto como sea razonablemente posible.

La Convención sobre el Estatuto de los Refugiados (1951) (CER) consagra en su art. 33.1 el principio de no devolución (‘non-refoulement’) a las fronteras de los territorios donde la vida o la libertad de los refugiados o posibles solicitantes de asilo peligre. Principio que hace suyo la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea en su artículo 19 y es principio rector del Reglamento 656/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo, que explicita en su considerando (párr. 13) que este principio también se aplica ante un tercer país que no respeta el principio de no devolución o donde existan deficiencias sistemáticas en el procedimiento y las condiciones de asilo. Por si acaso, en 2015, ACNUDH determinó que Libia no podía ser considerado “tercer país seguro” debido a la ausencia de un sistema de asilo válido, cosa que reafirmó en 2018. A día de hoy, Libia sigue sin ser Parte de la CER. Aviso a navegantes, ni el capitán ni la tripulación «podrán ser expuestos a que se les impongan condenas penales por el mero hecho de haber rescatado a personas que se hallen en peligro en el mar y haberlas trasladado a un lugar seguro» (párr. 14 del considerando del R. 656/2014).

A la luz de esta legislación internacional, Malta tendría que haber desembarcado en sus costas a los migrantes rescatados. Italia, también. España, también. Tan pronto como sea razonablemente posible. Los galimatías xenófobos, nacionalistas y fascistas emitidos por políticos y reproducidos y difundidos por medios de comunicación y sus tropas y demás xenófobos fascistas en redes sociales evidencian la grave crisis ética de la sociedad europea. Están alimentando la semilla fascista en el corazón de Europa. Ya saben cómo acaba esto.



¿Qué más podía hacer España?, se preguntaba la Sra. vicepresidenta.
Ante el flagrante incumplimiento por parte de los Estados miembros de Malta y de Italia, insten a la Comisión Europea a que garantice el cumplimiento del Derecho de la UE e inicie un procedimiento formal de infracción. De este modo, si continúan infringiendo el Derecho comunitario, será el TJUE quien los juzgue.

Denuncien ante organismos internacionales el incumplimiento de los tratados, convenios y convenciones ratificados por esos países. Acátenlos Uds.

Cumplan su programa electoral para las elecciones generales del 28 de abril: «Reforzar los programas que dan respuesta a las personas refugiadas mediante el apoyo a los países vecinos, el incremento del número de acogidos, la dotación de los programas de reasentamiento, la aceptación de admisiones humanitarias y la concesión de visados a personas con necesidades de protección internacional» (p. 193). Ejecuten la aceptación de admisiones humanitarias.

Mientras gestionan los puntos anteriores, protejan a los migrantes rescatados por las ONG en el Mediterráneo central desde el primer momento, así, de paso, cumplen con la Derecho internacional y con la más básica obligación ética que se le presupone a un Ejecutivo que dice ser socialista. España es un Estado de Derecho. Nadie está a salvo de esto, incluido el Gobierno.

Dejen de criminalizar a las ONG que salvan vidas en el Mediterráneo. No dificulten su labor. No las sancionen, coarten ni coaccionen. Apóyenlas. Impulsen la Operación Sophia. Suban el nivel.

Denuncien la fosa común en la que se ha convertido el Mediterráneo. Actúen en consecuencia. Sin acción, no hay cambio. Son Ejecutivo.
Respeten los principios fundacionales de la Unión Europea. Independientemente de lo que hagan los demás Estados miembros.

No mientan. No criminalicen a los que salvan. Criminalicen a los que abandonan. No utilicen a los migrantes de peones en sus partidas de ajedrez europeas. Dejen de hablar por hablar. Dejen de relatar.

Recuerden el aviso de sus votantes. Con Ciudadanos no. Como ellos, tampoco.

Luces largas. Dejen de dar alas a los fascistas. El voto del miedo no es eterno. No jueguen con fuego.


Sean el PSOE del NO a la OTAN. El antimilitarista. El republicano. El del Estado federal y laico. El internacionalista. Sean fieles a sus siglas. Sean socialistas.

Hasta entonces. No insulten más nuestra inteligencia. No se llamen socialistas. O sí. Da igual.

EPÍLOGO
El día 20 de agosto la Fiscalía italiana ordena el desembarco de los migrantes rescatados por el Open Arms. A las 23.50 h locales, el Open Arms atraca en el puerto de Lampedusa tras 19 días de abandono de los Gobiernos europeos.

El 21 de agosto, el partido fascista VOX hace propio el argumento de la Sra. vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y denuncia a Open Arms por «colaboración con organización criminal para el tráfico de personas» :

El partido ultra recuerda que, aunque el barco Open Arms tiene prohibida por parte de las autoridades españolas la búsqueda activa de inmigrantes en el mar, ha seguido realizando operaciones de rescate lo que, a su juicio, supone una “actuación negligente y temeraria”.

El día 22 de agosto, el Gobierno de España anuncia que acogerá a 15 migrantes rescatados por Open Arms.

El 23 de agosto llega el buque de la armada española, ‘Audaz’, a las costas italianas.

A 25 de agosto, el buque continúa fondeado frente a la bocana del puerto de Lampedusa. Es demasiado grande para entrar en el puerto. El alcalde de la isla, Salvatore Martello, declara que «en Italia nadie sabe qué hacer con el Audaz». Sr. alcalde: ni en España, con el PSOE. Se lo digo yo.

Gracias a todas las oenegés que salváis vidas en el Mediterráneo pese a las continuadas amenazas de los Gobiernos europeos. Gracias. No estáis solos. Ánimo y fuerza.

The following two tabs change content below.
Sergio Yuste

Sergio Yuste

Estudiante. Uno más del precariado.
Sergio Yuste

Últimas entradas de Sergio Yuste (ver todo)

Tags: , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies