25 de septiembre del 2020
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Hay en mi pueblo un brote de Covid-19. Muy virulento. Durante el confinamiento, la pandemia fue clemente con nosotros, pero hoy puede haber, según la prensa, unos treinta casos de Covid. En un pueblo pequeño como Montellano, treinta casos es una catástrofe en todos los sentidos.

En el portal de salud de la Junta aparecen seis casos. Seis. Son los datos oficiales, pero todos sabemos que son treinta como mínimo. ¿Qué ocurre con la información, con los datos? ¿Hay ocultación o hay fallos? ¿Por qué la prensa obtiene cifras aparentemente reales y luego la Junta publica cifras erróneas?

Sobre este insondable misterio me atrevo a formular una hipótesis, más bien a apuntar una pista, una vieja y dolorosa pista: la economía por encima de las personas. Otra vez. Mientras menos casos, menos miedo, más alegría y más caja. Más economía. Ya saben, hay que aprender a convivir con el virus, como con la miseria o el latrocinio.

Pero aquí la gente es solidaria y responsable –salvo excepciones-, y se ha confabulado contra el Covid -valoramos lo que sabemos y no lo que nos cuentan-, y han cerrado voluntariamente muchísimos comercios, con las pérdidas que conlleva en un pequeño pueblo de economía precaria del sur de Andalucía que ha sufrido un confinamiento estricto. Han cerrado, insisto, voluntariamente, no se olvide.

Aquí parece sobrar la figura del rastreador, tan imprescindible en otros lugares. Aquí quien pilla el Covid lo anuncia en Facebook y todos los que han tenido relación con él se presentan a hacerse las pruebas –método eficacísimo que debería seguirse en el resto de España-. Cuando hay voluntad de cruzar un río, ni puente se necesita, nos embarga a los montellaneros ese carácter feroz y resolutivo, propio de la gente curtida durante siglos en el trabajo duro, en los terruños y en los riscos de la frontera.

Una vez más, los de abajo sostienen el tinglado en los momentos duros. No falla la gente, no falla el pueblo, fallan las estructuras políticas y administrativas y lo que el pueblo puede esperar de ellas en los momentos críticos. Falla otra vez el estado autonómico y quienes lo gestionan. Quizá en Montellano no tengamos datos reales, pero tenemos pueblo, y con eso sobra aquí para terminar con el Covid.

FOTO: Marcos López Cabeza. Campos de Montellano

The following two tabs change content below.
Avatar

Jose Antonio Illanes

José Antonio Illanes es escritor. Trabaja en la multinacional Red Bee Media como subtitulador para sordos y audiodescriptor para ciegos. Acumula multitud de premios en el campo de la narrativa: Gustavo Adolfo Bécquer, Alberto Lista, Malela Ramos, Ciudad de San Sebastián, De Buenafuente, Gabriel Miró, La Felguera, Tomás Fermín de Arteta... Es autor de "Historias de cualquier alma", "La trastienda de la memoria" y "El azor y la zura", premio de novela Malela Ramos. Es colaborador de la revista cultural Atalaya y ahora de La Réplica.
Avatar

Últimas entradas de Jose Antonio Illanes (ver todo)

Tags: , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies