17 de octubre del 2019
La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica La Réplica



Poco o nada se oye en los medios en lo referente a la alimentación del ser humano o incluso de animales. La opacidad que reina acerca del mundo de la alimentación y, en consecuencia, en el tratamiento del medio ambiente es considerable. Aunque la concienciación de la población sobre el tema parece cada vez mayor.

Hace unos días la multinacional de los transgénicos Monsanto fue tentada por Bayer para hacerse con su control. Monsanto posee el monopolio en el mercado de las semillas y esto hace de ella lo que es, un potencial lobby en el mundo agrícola; provoca en agricultores la compra obligatoria de sus semillas, generando también un monopolio en los precios y forzando a que países tomen decisiones en función de sus intereses como está sucediendo actualmente en la UE con el glifosato.

Esta empresa, Monsanto, (hay otras muchas otras, invito a quien lea este artículo a que busque algunas de ellas), no sale en las noticias ni se comenta nada de ella en los medios convencionales, tiene detrás suya unos datos cuanto menos inquietantes. Uno de sus productos, el herbicida Roundup, cuyo principal componente es el glifosato, ha sido considerado como probablemente cancerígeno por parte de la UE, algunos se escudan en la palabra probablemente, pero estos productos no se pueden testar en seres hasta que no pasa cierto tiempo, ya que las mutaciones que pueden llevarse a cabo no son procesos de acción inmediata. Otro de los datos que recae sobre el historial «oscuro» de Monsanto es que tomó parte en la fabricación del letal herbicida Agente Naranja, utilizado en la guerra que EE.UU libró contra Vietnam, con consecuencias desastrosas como fueron cerca de medio millón de nacimientos con defectos y otro dato aportado por la Cruz Roja de Vietnam la cual contabiliza en cerca de un millón de personas con discapacidades o problemas de salud (Estados Unidos lo niega).

El vídeo de Wikileaks sobre el TTIP

 

Todo está estrechamente ligado al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP son sus siglas en inglés), el cual se conoce desde hace poco y ahora ve la luz gracias a la presión de asociaciones en defensa del medio ambiente, como ha sido Greenpeace con la publicación del TTIP Leaks, movimientos sociales, presión en la redes sociales (hastags como #StopTTIP dan cuenta de ello), a eurodiputados como Lola Sánchez (Podemos) o Ernest Urtasun (ICV) entre otros, y a medios independientes que han decidido dar el paso al frente de informar sobre este tratado.

Un tratado que no vela más por los intereses comerciales de Estados Unidos que por los propios de la Unión Europea, o viceversa, por quién vela el tratado es por los intereses de las multinacionales. Su finalidad es la reducción de regulaciones entre ambos bloques, lo que implica una merma en los controles de calidad y seguridad de los productos (lo referente a la merma de derechos y libertades de los habitantes de los distintos territorios también da miedo). Por si fuera poco, en las negociaciones sobre este tratado es oscurantista, para acceder a la sala con sus documentos no permiten ni lápiz, ni papel, ni móvil… inquietante cuanto menos. Nos lo tratan de vender como beneficioso, pero sólo es beneficioso para las multinacionales que se van a beneficiar, cuyos intereses no son los mismos que los de la mayoría de los habitantes de la UE ni los de los habitantes de EE.UU.

Al hacer referencia al medio ambiente, no todo es cuestión de agricultura. El mar también es otro de los grandes afectados, ya que al ofrecer el control y monopolio de las economías a las grandes empresas se dificultará la sostenibilidad del medio marítimo, impidiendo por ejemplo la proliferación de la pesca artesanal, la cual es un medio crucial para cuidar nuestros mares.

forges fracking lareplica

Otra de las amenazas del TTIP es la fracturación hidráulica para extracción de gas, el fracking, un proceso que inyecta agua con arena junto con una serie de aditivos químicos, a profundidades que pueden llegar a los cinco mil metros, para conseguir ese fin, extraer el gas atrapado en la roca. Esta técnica conlleva una serie de daños medioambientales nada despreciables como son contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, contaminación del aire, afecciones a la salud humana, alteraciones del paisaje y el terreno, contaminación de suelos al cerrar los pozos o riesgo sísmico. ¿Quién no puede ver peligro en estas técnicas?, todos los sabemos.

Desde las instituciones, el respeto al medio ambiente siempre parece haber estado en segundo plano o básicamente referenciado y apoyado con brindis al sol, con acciones nunca suficientes, de cara a la galería y buscando la foto con una actitud de interés por el tema, pero posteriormente es demostrable que se trata de un falso interés.

El ser humano ha de convivir en simbiosis con el medio ambiente, respetarlo y cuidarlo, ya que si se dañan las bases de una cadena trófica, se ven afectados desde el primer al último organismo, conllevando una degradación de las especies. Cada vez son más las ciudades que se están declarando libres de TTIP y es que como dijo Susan George, «Si coges a un vampiro y lo expones a luz del día, se muere; el Tratado de Libre Comercio no puede soportar la luz del día».

Ya sea entre familiares, amigos o compañeros de trabajo, no dejemos de dar voz a esta amenaza «silenciosa». Antes de que este vampiro nos chupe los derechos y deje moribundo al medio ambiente, expongámoslo a la luz.

 

The following two tabs change content below.
Avatar

Alberto Vaca Escribano

Pegándome con la informática. Preocupado por el medio ambiente y la falta de justicia del sistema actual. Buscando una sociedad más igualitaria. Los ojos no sirven de nada a un cerebro ciego.
Avatar

Últimas entradas de Alberto Vaca Escribano (ver todo)

Tags: , , , , ,

Participa libremente y desde el respeto. Del debate nos enriquecemos todos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para ofrecerte una experiencia de usuario óptima. Si sigues navegando estás dando tu consentimiento a nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies